24
Jue, May
38 New Articles

Durante el 2017 no se realizó ninguna vasectomía en el sector público entrerriano

Provinciales
Tipografias

El dato surge de la información proporcionada desde los hospitales entrerrianos al Programa de Salud Sexual y Reproductiva. El inexistente registro de este método contraceptivo para varones contrasta con las “277” ligaduras de trompas realizadas a mujeres en efectores públicos durante el mismo año. Hay un “prejuicio de género” que asocia equivocadamente a la vasectomía con la pérdida de la potencia sexual, analizó la titular del Programa Lucy Grimalt.

“Según lo que se informó al programa de Salud Sexual y Reproductiva desde los hospitales, no hay registro de vasectomías realizadas en el sector público durante el 2017”, precisó Grimalt.

En tanto respecto a años anteriores, los datos muestran que se realizaban “una o dos por año”, agregó la funcionaria en referencia a la “ligadura de conductos deferentes”, un método contraceptivo para varones previsto por una ley nacional (Nº 26.130) del 2006 que consiste en procedimiento quirúrgico sencillo, eficaz y poco invasivo.

Por el contrario, las mujeres sí han recurrido a la ligadura de trompas de Falopio durante el 2017 en Entre Ríos. En efecto, se registraron hasta el momento “277” prácticas de este tipo en efectores públicos entrerrianos. Se trata de un dato parcial a partir de “números absolutos que aún están ingresando y se encuentran en vías de procesamiento”, se encargó de resaltar Grimalt.

Seguidamente, analizó que “la vasectomía está unida a una cuestión de género. El varón heterosexual toma como un atributo de su masculinidad la potencia sexual y asocia la vasectomía con la pérdida de la potencia sexual, por ende la pérdida de su masculinidad. Ése un prejuicio de género que termina generándole problemas a los varones heterosexuales porque no tiene nada que ver y esto sigue estando culturalmente muy instalado. Hay que ir modificando esos estereotipos de género”, planteó.

A su vez hizo notar que “si bien los varones concurren a los centros de salud, las que se acercan mayoritariamente por temas de salud sexual y reproductiva somos las mujeres”. La vasectomía, insistió Grimalt, “no está desalentada, pero tampoco está instalada a pesar de la información existente”, puntualizó y alertó que “a los varones les resulta extraño que hablemos de salud reproductiva”, alertó.

No todos los hospitales de la provincia cuentan con profesionales que las puedan llevar adelante, sin embargo ese punto no sería un obstáculo para concretarla porque “en la cuestión práctica, en la medida que se la requiere, el servicio se va implementando”, aclaró.

“¿Cómo se revierte la estadística de la vasectomía?”, le preguntó APF a Grimalt. Ella respondió: “Se revierte trabajando como lo hacemos este año en forma coordinada con varios programas de Salud en consejería en salud sexual, capacitando y actualizando a los equipos de manera de que cuando se acerque cualquier persona al centro de salud, se vaya más a fondo estos temas, y por el otro lado, articulando como lo estamos haciendo con Desarrollo Social, CGE y Nación”.

Sobre esto último y teniendo en cuenta que existe un pedido del alumnado por más educación sexual integral en la secundaria, señaló que se propusieron “acompañar el trabajo que hacen los y las docenes que dan Educación Sexual Integral en las escuelas, abordando la reducción del embarazo no intencional en la adolescencia”.

 

APFDigital