13
Mié, Dic
38 New Articles

Aumentó la cantidad de accidentes laborales fatales en Entre Ríos

Provinciales
Tipografias

En lo que va del año se produjeron 13 muertes producto de accidentes laborales en la provincia de Entre Ríos, según datos proporcionados por la Secretaría de Trabajo de Entre Ríos en base a información estadística de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. Es decir que el número de casos mortales aumentó respecto a 2016, cuando –según las estadísticas oficiales– hubo nueve trabajadores que perdieron la vida en diferentes circunstancias. En todos los casos se trata de empleados registrados, porque de lo contrario no estarían cubiertos por la Aseguradora de Riesgos del Trabajo (ART).

Después de cotejar la información con diferentes fuentes de consulta, UNO pudo determinar que la mayoría de los accidentes mortales de este año estuvieron relacionados con la actividad rural. Por mencionar uno de los hechos, en el establecimiento rural La Bernita de Aldea Spazenkutter, un joven de 16 años que estaba sobre un tinglado pisó una chapa acrílica y cayó al piso desde una considerable altura. Si bien recibió atención médica de urgencia, falleció a las pocas horas. Al recorrer la fatídica nómina aparece una particularidad: una de las explotaciones rurales donde también se produjo una muerte tiene su sede en Pasos de los Libres, en la provincia de Corrientes, aunque es muy probable que el accidente fatal haya ocurrido en un campo de Entre Ríos.

El resto de los accidentes ocurrieron en dos municipios de la provincia y también figura el recordado caso de Sergio Witschi, el camionero del frigorífico Alberdi, de Paraná, que fue asesinado en Misiones durante un intento de asalto. Para conocer más a fondo la manera en que se trabaja en materia de prevención y sobre los riesgos que conlleva cada una de las actividades, se indagó a aquellos actores con responsabilidad en las tareas de control. El ingeniero en Riesgos del Trabajo y Especialista en Higiene y Seguridad, Daniel Hess, advirtió por la falta de capacitación en la actividad rural. "La actividad agropecuaria adolece de no solo un menor conocimiento de los riesgos por parte de los trabajadores, sino de los propios patrones. Claro, la normativa solo exige que se disponga de un asesoramiento profesional cuando se superan las 15 personas como empleadas. Mientras tanto, las compañías aseguradoras de riesgos de trabajo – las llamadas ART – deben asesorar al cliente. ¿Y cuántas veces se aparece por un establecimiento rural un preventista de la ART, no digamos para asesorar o capacitar sino para ver cuáles son las condiciones reales de trabajo?", planteó el especialista.

El experto objetó la falta de conciencia de la patronal acerca de esta problemática. "A ello sumemos la actitud reacia de asumir que los riesgos de trabajo no se eliminan con la contratación de una ART –normalmente a través de un agente de seguros o del contador– donde se busca la menor alícuota a pagar, sino que se necesita contar con actitudes y trabajos que minimicen las posibilidades de accidentes o enfermedades laborales", enfatizó.

El titular de la Secretaría de Trabajo de Entre Ríos, Oscar Balla, afirmó que cada vez que se produce un accidente con saldo fatal la repartición se hace presente en el lugar del hecho para hacer el relevamiento. "Nosotros tenemos un convenio con la Superintendencia de Riesgos de Trabajo. Desde Buenos Aires ellos mandan un listado para que nosotros vayamos a controlar y hacemos las inspecciones que hemos acordado hacer mensualmente", explicó el funcionario.

Balla reconoció que el organismo que dirige interviene únicamente a pedido de la Superintendencia y cada vez que se detectan irregularidades en las empresas. "Si algo está mal las intimamos para que arreglen esta situación. En gran parte se arregla, en el caso que así no suceda se aplica una sanción económica. Muchas de las empresas nos informan luego que se ha solucionado el inconveniente, entonces enviamos un inspector para que verifique que se haya cumplido", subrayó.

Para Balla "cualquier accidente puede ser mortal" por ello es que los controles de Higiene y Seguridad "son rigurosos". Consultado por la irregularidades que con mayor frecuencia se detectan en las diferentes actividades económicas sostuvo: "Los problemas que a veces representan los cables, los lugares donde se ubican las cajas de electricidad, los vehículos que deben tener la marcha de retroceso donde va sonando una alarma. Todas esas cosas se van pidiendo y se controlan. Lo más grave se da en el tema electricidad o los empleados que trabajan con sierras en el sector maderero, y no cuentan con elementos de seguridad. Somos exigentes y hasta suspendemos las tareas", aseveró por último.

 

UNO Entre Ríos