20
Lun, May
33 New Articles

Este jueves, aproximadamente a las 16, se produjo el incendio en el interior del depósito de una casa de venta de artículos del hogar, en Santa Elena. Por el momento se desconocen los motivos que provocaron el incendio, aunque algunos vecinos manifestaron creer que se originó por un cortocircuito en el sector donde se encontraban los colchones. Las pérdidas fueron totales. 

El depósito incinerado se encuentra ubicado por calle Paraná, en el barrio Martín García, y pertenece a la firma Lujo Hogar, de la familia Dellepiane. Las causas del incendio serán establecidas con la intervención del perito en incendios que asistirá al lugar del hecho, publicó Santa Elena Digital.

 

La causa Gisela López será remitida a juicio. Así lo afirmó el fiscal a cargo de la investigación judicial, Santiago Alfieri, en diálogo con 9 Ahora. Este jueves se cumplen 5 meses de la desaparición de la joven de Santa Elena que fue hallada muerta el 10 de mayo. Familiares, amigos y algunos vecinos de la localidad realizaron una “mateada” en el Anfiteatro municipal este domingo para recordar a la adolescente de 19 años y volver a pedir justicia.

Este lunes, en audiencia de casación, se resolvió la continuidad de la prisión preventiva para los 4 detenidos por el femicidio que conmocionó a la provincia y al país. “Próximamente, se va a requerir la remisión a juicio de la causa, probablemente, con algunas precisiones de la imputación“, comunicó el fiscal Auxiliar de La Paz.

En este sentido, la Justicia ha recabado elementos suficientes que le permiten diferenciar la responsabilidad que le cabría en el crimen a los ladrilleros Mario e Iván Saucedo -padre e hijo, de 54 y 29 años respectivamente-, a la pareja del menor de ellos, Rocío Altamirano -de 19 años- y Matías “Matute” Vega -hijo de un policía local, también de 19 años-.

Además, Alfieri desestimó que haya otros implicados en el brutal asesinato. “No tenemos elementos para determinar la identificación de otras personas que hayan participado en el hecho”, sostuvo.

El pedido de elevación a juicio será formalizado “en menos de un mes“, estimó el fiscal. “En principio, esa es la intención, al menos que surja algo que nos genere algún tipo de demora”, indicó el magistrado.

Cambios en la defensa

Un nuevo letrado privado se hizo cargo recientemente de la defensa de los imputados por el femicidio de Gisela López. Se trata del abogado de La Paz Roberto Alsina, quien asumió ese rol hace una semana.

Justicia por Gisela

La joven desapareció el 22 de abril cuando volvía a su casa, luego de cursar en la escuela secundaria nocturna de Santa Elena “Padre Fidel Alberto Olivera”. 18 días después, el 10 de mayo de 2016, apareció brutalmente asesinada en la zona de El Bajo, en la entrada de la ciudad, a tan solo 200 metros de su casa, en el barrio 120 Viviendas.

Lo llamativo fue que por el lugar habían pasado más de 10 veces intensos rastrillajes que incluyeron efectivos policiales, perros adiestrados, drones, helicópteros, familiares y vecinos que se habían plegado a la búsqueda.

Tras multitudinarias marchas en pedido de justicia y al grito de “que se vayan los corruptos”, el ministro de Justicia, Mauro Urribarri, dio la orden de remover la cúpula policial en Santa Elena. El cuestionado comisario Pablo Noriega fue reubicado y reemplazado por un nuevo jefe, Juan Carlos Farías.

Luego de que se manejaran distintas hipótesis, que incluyeron la posibilidad de que el femicidio -que despertó el segundo grito #NiUnaMenos a nivel nacional– fuera un caso vinculado al comercio de droga y a la trata de personas, finalmente el 22 de junio se detuvo a los 4 imputados tras un operativo policial en una vivienda precaria, a tan solo 150 metros del barrio donde vivía Gisela y hoy permanece su familia.

Horacio Alberto Clariá, jefe de Policía de La Paz, se refirió a la situación de algunos casos policiales que hubo en el departamento y confirmó que los tres detenidos por el femicidio de Gisela López están en la ciudad: “Están alojados acá los tres masculinos, fueron llevados a la Unidad Penal N° 1 de Paraná, pero posteriormente fueron devueltos”, señaló.

“Se les dictaron 60 días más de prisión preventiva, lo mismo que el ciudadano Véliz, imputado por los dos millones de pesos que desaparecieron, que estuvo en la UP1. Él fue a declarar y volvió”, precisó Clariá.

El jefe de la Departamental afirmó: “Ahora tenemos cinco detenidos, del caso Gisela, Véliz y Gómez. Y un sexto, que se lo trajo por un caso de acá, vino a declarar”.

Por otra parte, el funcionario habló de algunos hechos de inseguridad por los cuales se reforzó la presencia policial: “Hemos  tenido algunos hechos, estamos mandando dos vehículos durante las noches que circulan patrullando en jurisdicción de Comisaría Primera. Pasamos seis hombres más, para que se haga mejor el trabajo, en esa jurisdicción que es la más conflictiva”, dijo en declaraciones radiales, agregando que “el 2 de octubre vendrán dos agentes de policía, por lo que calculo que vendrán ocho o diez funcionarios nuevos”.

 

La Paz Digital

 

Un accidente de tránsito se produjo este domingo por la tarde en ruta 11, a la altura de Costa Grande, en el departamento Diamante. En el lugar, volcó el jefe de la Policía de la provincia, Gustavo Maslein. Según se informó, el funcionario circulaba por la zona junto a su esposa y pudo visualizar que un auto sobrepasó a otro y quedó en su mismo carril, pero en dirección contraria.

Para evitar el choque frontal, Maslein volanteó hacia la banquina, perdió el control de su camioneta Toyota Hilux y volcó. No hubo personas lesionadas, solo se registraron daños materiales, detalló Canal Once.

 

Un joven de 20 años de edad fue encontrado sin vida en el interior de su vivienda, ubicada en el Paraje El Solar. Se desconocen detalles de lo ocurrido, aunque la información oficial indica que Gonzalo Schneider fue encontrado pendiendo de una soga. La policía tomó conocimiento del hallazgo del cuerpo sin vida pasada la hora 00:00 de este viernes.

En el lugar trabajó personal de criminalística para buscar lograr determinar el desenlace de lo ocurrido, publicó Santa Elena Digital.

Alrededor de las 22 hs. del día viernes, se realizó un procedimiento llevado adelante por personal de la seccional Nº 15 de la Policía de Entre Ríos, encabezado por el Comisario Juan Carlos Faria. Personal de guardia e investigaciones iniciaron las actuaciones para luego darle intervención a toxicología de la departamental La Paz. Se detuvo a dos masculinos mayores de edad, y en el interior se encontraron 186 porros, 19 grs de marihuana y dinero en efectivo producto de la venta de estupefacientes.

Los detenidos, por determinación del Juzgado Federal con sede en Paraná, fueron trasladados de inmediato a la sede de la departamental, y de allí serán derivados a la Unidad Penal 1 de la capital provincial.

 

La Paz Digital

La Justicia de La Paz decidió este miércoles que los imputados por “homicidio agravado por violencia de género” de Gisela López continúen detenidos por 60 días más a los fines de profundizar la investigación. Así lo confirmó en diálogo con 9 Ahora, el fiscal que lleva la causa, Santiago Alfieri. “Se pidió la prórroga de cara a contener a los testigos de la causa, quienes solicitan poder dar su relato con tranquilidad”, sostuvo.

El funcionario judicial aseguró que esperan que en 60 días finalmente la causa sea elevada a juicio. “Si bien la expectativa de tiempo son dos meses, tenemos que esperar porque pueden surgir nuevos datos o pedidos de pericias, lo que puede enlentecer o acelerar los tiempos, pero el curso de la investigación es claro”, detalló Alfieri.

MÓVIL DEL CRIMEN

En un principio, se manejaba la información de que el móvil del femicidio tenía que ver con la compra y venta de estupefacientes. Incluso, después del caso, la Iglesia, las escuelas y los clubes denunciaron el avance de la droga en Santa Elena. Por el momento, si bien esa trama fue desmentida por el ministro de Gobierno de Entre Ríos, Mauro Urribarri, no se descarta ninguna hipótesis. Sin embargo, la línea investigativa más fuerte es la que vincula el asesinato con un móvil de abuso sexual.

DUDAS

Al respecto hay muchas dudas, dada la llamativa actuación policial. El cuerpo de Gisela fue hallado sin vida 18 días después de su desaparición, a 200 metros de su casa. Por allí habían pasado rastrillajes en múltiples oportunidades, ya que en esa zona se la había visto por última vez. La Justicia indicó que Gisela fue asesinada el día que desapareció y que el cuerpo había estado allí desde el principio. La familia y los pobladores de Santa Elena piensan que fue plantado.

Todo esto motivó fuertes reclamos del pueblo y los posteriores movimientos internos en la fuerza. Luego de que el nuevo comisario recorriera el lugar del hallazgo con la familia de la joven, éste fue quemado.

Los detenidos por el crimen de la joven de 19 años fueron apresados en Santa Elena y La Paz el 22 de junio en un operativo policial. Ese día tuvo lugar una emotiva marcha, previamente planificada ya que se cumplían 2 meses de la desaparición de Gisela.

LOS 4 DETENIDOS

Todos están cumpliendo una prisión preventiva, que en principio fue de 30 días,  luego renovada por 20 y este miércoles se prorrogó otros 60.

Mario Saucedo: Tiene 54 años y una precaria fábrica de ladrillos, en la que se desempeñaban los otros tres sospechosos de una u otra forma. Está denunciado por intentar abusar de una menor. Días antes de la desaparición de la joven intentó “contratar” una adolescente para mantener relaciones sexuales.

Iván Saucedo: Tiene 29 años. Está imputado por una causa por drogas en 2015 en Santa Fe. Hay declaraciones que aseguran que lo vieron con la víctima en una situación dudosa, el día de su desaparición.

Según trascendió, ambos sospechosos son cazadores con experiencia. De allí que taparon el cadáver con yuyos y lo maniataron con un nudo específico. Además tienen antecedentes de robos de animales en la zona.

Rocío Altamirano: Tiene 19 años y es pareja de Iván Saucedo. No tiene antecedentes penales. Sabría lo que pasó en la casa de los Saucedo e incluso podría haber participado como la cuidadora de la víctima, en cautiverio. Está con prisión preventiva domiciliaria.

Matías Vega: Alias “Matute”. Tiene 19 años. Habría participado del traslado de la víctima. Es el único que declaró cuando fue detenido, ya que los otros tres se abstuvieron durante la indagatoria inicial.

 

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) secuestró, a través de la Aduana, una totalidad de 1570 kilos de hojas de coca; 5 vehículos; 6 kilos de cocaína, 6 millones de pesos y más de 200 mil dólares en varios operativos realizados en diferentes puntos del país. En particular, en el paso fronterizo que une Gualeguaychú con Fray Bentos, se decomisaron 6 kilos de cocaína adheridos bajo las ropas de una persona que intentaba salir del país en su automóvil. En el mismo puesto de control, se decomisaron 200 mil dólares ocultos en un abrigo que dos personas que pretendían ingresar al país llevaban en el asiento trasero del auto.Respecto de la droga incautada, fue descubierta gracias a la ayuda de un can que marcó insistentemente el equipaje de la persona, mostrando indicios de un anterior contacto entre la valija y los estupefacientes. Luego de una revisión exhaustiva, se encontró la cocaína adherida al cuerpo del conductor.

En Salta, se realizaron 18 allanamientos derivados de una investigación iniciada hace 4 años. Allí, se incautaron 1.570 kilos de hoja de coca; 1.642.000 pesos; 5 vehículos; 4.600 dólares; dinero de Brasil y Bolivia; elementos informáticos y balanzas. Además, cinco personas fueron detenidas sospechadas de integrar una organización dedicada al contrabando de hojas de coca, lavado de activos, asociación ilícita y resistencia a la autoridad.

Los allanamientos fueron ordenados por el juez federal de Orán, Gustavo Montoya.

 

Alicia Forastieri y Luis Domingo Valdez atacaron a Víctor Rubén Flores durante la madrugada del 16 de diciembre de 2012 cuando dormía en su casa ubicada en calle 3 de Febrero al 600 de La Paz, y se retiraron del lugar con la certeza de que habían matado al hombre por los golpes que le propinaron. 

Sin embargo, la autopsia reveló que la víctima perdió la vida como consecuencia de un paro cardiorespiratorio, patología que le afectaba la salud y era conocida por Alicia Noemí Forastieri, quien al momento del crimen era su esposa. La investigación a cargo de los fiscales de La Paz concluyó que Forastieri, de 49 años, y Luis Domingo Valdez, de 22 años, quienes mantenían una relación sentimental, “previo convenirlo”, dieron muerte a Flores y “para evadir su responsabilidad” simularon “que la vivienda y sus moradores habían sido objeto de un robo violento, desordenando las pertenencias del inmueble, llevándose un celular y el reloj de Flores”.

Los acusadores entendieron que los imputados, en su afán de ocultar su responsabilidad en el crimen, fraguaron que Forastieri fue atada de manos, y que Valdez se fue del lugar en el auto de la víctima para abandonarlo en las afueras de la ciudad. 
Luego, según la hipótesis acusadora, Forastieri pidió ayuda a sus vecinos y por medio de estos se dio aviso a la Policía sobre “el falso hecho”. 

Para los fiscales no hay dudas de que los imputados “previo acuerdo, atacaron a un indefenso Flores, quien se hallaba entregado al sueño, y lo golpearon hasta que lo creyeron muerto por su agresión, para después comenzar con la tarea de ocultamiento de los rastros que se les describe y acredita”.

Respecto de la causa de la muerte de Flores, los acusadores entendieron que aquel “era una persona con la salud quebrantada”, lo que surgió de la autopsia que reveló una patología cardiopulmonar. 

En este sentido, señalaron que las lesiones que la víctima recibió en la cabeza “no reúnen entidad suficiente para causar la muerte” y añadieron que “la incursa Forastieri sabía del estado de salud de Flores” puesto que según declaró la hermana de la víctima aquella “lo acompañaba a sus tratamientos médicos y cuando iban en busca de medicamentos”. 

Con estos indicios, los fiscales sostuvieron que la imputada “no podía desconocer que la brutal agresión que sufrió, a medir por las lesiones en el rostro del occiso, le producirían la muerte, o por estos o por su dañado corazón, la fatalidad quiso que su corazón cediera antes de que los golpes de los imputados lo maten, por lo que creyendo su obra terminada comenzaron a ocultar sus rastros”.

Comprometedor

Entre las pruebas en contra de los imputados se enumeró que además de intentar ocultar el crimen en un falso robo, habrían utilizado guantes de látex y la mujer simuló el papel de “víctima dopada, plantando su versión ante los testigos y dando datos falsos a los investigadores”. También se destacaron los numerosos intercambios telefónicos entre los imputados, puntualizando que en los contactos de Forastieri, Valdez figuraba con el nombre “Vilma” con el objetivo de ocultar la identidad del joven.

 

Un ciudadano italiano intentó ingresar desde Gualeguaychú a Uruguay con casi 6 kilos de cocaína de máxima pureza escondidos alrededor de la cintura, debajo de la ropa. Una perra adiestrada descubrió la carga de estupefacientes y el hombre fue procesado, se le dictó prisión preventiva y se lo alojó en la cárcel de Cañitas, en Fray Bentos. El plan del traficante era trasladar la droga, como hizo otras veces, hacia Madrid, donde puede llegar a costar más de 700.000 dólares, según indicaron fuentes de la investigación. La Prefectura Naval uruguaya, a cargo del procedimiento, sabe que el traficante tiene estrechos vínculos con grupos de narcotraficantes de Colombia y México.

El detenido fue trasladado al Juzgado Letrado de Primera Instancia de Fray Bentos, bajo un férreo dispositivo de seguridad; llegó a la sede penal con la cara descubierta, pero empleando un chaleco antibalas.

Operativo

El procedimiento fue realizado cerca de las 3 a.m. de este jueves, durante un control de rutina a los pasajeros que utilizan los ómnibus de transporte internacional que unen las ciudades de Buenos Aires y Montevideo.

El extranjero llevaba la cocaína oculta en una faja que llevaba en la cintura y el abdomen, y fue marcado por Laika, la perra adiestrada que la Prefectura Naval utiliza en este tipo de procedimientos.

Una vez identificado, los investigadores recibieron información judicial de México, acerca de los antecedentes de Italiano, como se apoda al hombre de 65 años, involucrado en el narcotráfico desde los años de 1990, lo que activó la alarma en diferentes organismos uruguayos.

Para la Procuraduría General de la República de México (PGR), el detenido en Fray Bentos era socio del narcotraficante colombiano Alejandro Bernal Madrigal, apodado el Juvenal, compadre de Amado Carrillo Fuentes, considerado uno de los narcos más poderosos.

Fue quien llevó a la PGR a descubrir la red de lavado de dinero del Cártel de Juárez. Las crónicas de la época indican que el hoy detenido en Fray Bentos desapareció hasta que fue nuevamente identificado en el año 2000. En Uruguay no cuenta con antecedentes.

Ayer, la jueza Carol Ceraolo, determinó su procesamiento con prisión por un delito continuado de transporte de estupefacientes. La Justicia corroboró con datos de Migración que había ingresado a Uruguay entre siete y ocho veces desde 2014 a la fecha.

Admitió que por su función de “mula” recibiría en España 15.000 euros por el cargamento. Fue alojado en la cárcel seguridad de Cañitas, pero es probable que se lo traslade a Montevideo”, dijo a El País una fuente de la investigación.

 

Un violento vuelco se produjo en la tarde de este sábado en la ruta provincial 6, en inmediaciones de Raíces, departamento Villaguay. Según datos brindados a UNO por Bomberos Voluntarios de Villaguay, el accidente ocurrió minutos antes de las 16, cuando el conductor de un utilitario Renault Kangoo, por motivos que son objeto de pericias, perdió el control del rodado y. luego de varios tumbos, quedó en la banquina, a unos 500 metros al norte del puente Raíces y casi en el límite departamental.

Los ocupantes del vehículo, un hombre y una mujer mayores de edad, quienes viajaban desde Buenos Aires hacia la localidad correntina de Esquina, al llegar los Bomberos Voluntarios de Villaguay, fuera del vehículo, con politraumatismos y fueron inmovilizados hasta que llegó la ambulancia de Maciá y los trasladó al hospital Santa Rosa, de la ciudad de Villaguay.

Por la violencia del siniestro el hombre habría salido despedido del vehículo aunque se encontraba consciente al momento de la asistencia sanitaria.

Intervino la unidad H7 del Bomberos Voluntarios de Villaguay y personal de Policía Caminera y comisaría de Raíces.

 

Más artículos...