16
Dom, Jun
30 New Articles

Gabriela habló en tono severo apelando a profundizar la investigación por el crimen de su hija. Durante la marcha de ayer, la comunidad fijó posición en torno del reclamo de justicia.

Desesperacion. Ese sentimiento sienten hoy los vecinos de Santa Elena por la falta de avances concretos en la investigación del asesinato de Gisela López, ocurrido hace una semana. 

La esperanza de la comunidad se pierde día a día, ya que el lunes la única persona que estaba detenida vinculada a la desaparición de la joven de 19 años quedó en libertad.  Ayer, los vecinos se movilizaron para reclamar justicia. La marcha estuvo encabezada por Gabriela Monzon, la mamá de la víctima, quien estuvo acompañada de su familia, vecinos y amigos de Gisela. 

La caminata comenzó en  la escuela Secundaria de Jóvenes y Adultos (ESJA) Nº 5, a la que concurría Gisela y frenó en la comisaría, donde fueron recibidos por el titular de la dependencia, Pablo Noriega, que escuchó las quejas de los vecinos. La mayoría quiere que el encargado de la investigación, el fiscal Santiago Alfieri, informe el estado de la causa.   

En diálogo con Canal 2 de Santa Elena, Gabriela afirmó: “Nunca esperábamos que aparezca muerta Gisela”, y agregó: “Yo le comentaba al fiscal (por Alfieri) que es raro que los perros se equivoquen y también las personas”. La apreciación de la mamá de Gisela no es aventurada, porque muchas personas pasaron por el lugar: policías con perros, drones, familiares y vecinos. Sin embargo durante 17 días nadie observó el cadáver, que un chico de 14 años vio cuando se cumplían 18 días de búsqueda.      

“Pido justicia y que pague quien realmente tiene que pagar; que no metan a cualquiera preso, me parece que tenemos que pararnos como pueblo. Hoy me toca a mí, pero mañana le puede pasar a cualquiera”, indicó la mujer cuando le consultaron sobre la libertad de Gustavo Centurión. 

 

Un operativo policial con despliegue de numerosos efectivos y móviles se llevó adelante este miércoles por la tarde en Santa Elena. 

En la oportunidad se secuestraron diversos elementos que fueron incorporados al expediente.

El procedimiento se realizó en el barrio 120 Viviendas y zona de chacras adyacentes, donde los policías estuvieron realizando operativos para encontrar pruebas suficientes para dar con el o los responsables del crimen de Gisela.

Según se informó a Uno, hubo dos detenidos a quienes les fueron encontradas armas no registradas. 

Por el momento se desconoce si esta novedad tiene una vinculación directa con el asesinato de la joven santaelense.

El sub jefe Ramirez desmintió en un medio radial que los detenidos y secuestro de armas de fuego, tengan algo que ver con el caso de la joven asesinada en Santa Elena.

 

Si bien los resultados de la autopsia no se conocían hasta este miércoles por la noche, la hipótesis de la violación se basa en que la chica, de 18 años, fue hallada con sus prendas íntimas a la altura de los tobillos.


El cadáver fue encontrado el martes por la tarde por un chico de 14 años que recorría a caballo la zona de Santa Elena conocida como El Bajo, a unos 500 metros de la vivienda donde residía Gisela. Ese joven había pasado por ese mismo lugar el lunes y le había llamado la atención un bulto tapado con una bolsa que había entre el pastizal. Por eso, cuando el martes volvió a pasar por el lugar, se acercó hasta el sitio y, al correr la bolsa, encontró el cuerpo de la adolescente, publica Télam.

Según la agencia nacional, la víctima presentaba signos de ahorcamiento con el cordón de una de sus zapatillas y la muerte dataría de varios días debido al estado de descomposición del cuerpo, lo que será confirmado con el resultado final de la autopsia.

El lugar donde se halló el cuerpo ya había sido recorrido por los perros rastreadores, familiares y vecinos de la víctima, por lo que se sospecha que no fue detectado debido a que las lluvias caídas en los últimos días anegaron la zona. Sin embargo, tampoco se descarta que el cuerpo haya sido colocado en ese lugar luego del paso de los rastreadores, dijeron los informantes.

Por su parte, una vecina contó a la Policía que el 22 del mes pasado, cuando desapareció Gisela, vio a la adolescente caminar hacia su casa, seguida unos metros más atrás por un hombre con campera. En esa línea investigativa, el fiscal de La Paz, Santiago Alfieri, días después de la desaparición de Gisela dispuso la prisión preventiva de un sospechoso, identificado por la Policía como Gustavo Centurión (36), por su presunta vinculación con el hecho.

El acusado quedó detenido luego de que uno de los perros rastreadores marcó el domicilio donde vive, en proximidades del barrio Ejército de Paraná, a más de 150 kilómetros del lugar de residencia de la joven.

Según la investigación, Gisela fue vista con vida por última vez el mencionado día alrededor de las 19, cuando salió de su casa en el barrio 120 viviendas, ubicado cerca del arco del ingreso a Santa Elena, para dirigirse a la Escuela Secundaria de Jóvenes y Adultos (ESJA).

 

El conductor se dio a la fuga tras el fatal accidente que causo la muerte de una mujer de 62 años que caminaba hacia una escuela rural. El hecho se registró en horas de la mañana de este lunes sobre Ruta Provincial 6, a la altura de Yeso.
Fuentes policiales confirmaron que los uniformados realizaron un relevamiento del lugar del fatal accidente mientras continúan las tareas investigativas para establecer las causales del accidente y ubicar el vehículo partícipe, ya que no se encontraba en el lugar.
La víctima fue identificada como Marta Arapey, y al momento del accidente caminaba hacia su lugar de trabajo, dado que se desempeñaba como cocinera de la Escuela Nº 29 y Nº 13 (Federación Libertad y Fuerza) de Yeso Oeste (Departamento La Paz).

El comisario inspector José Luís Ramírez, subjefe de la departamental La Paz, se refirió al fatal accidente y afirmó que el vehículo que están buscando es una camioneta con un impacto en el lateral derecho y sin espejo retrovisor. El funcionario policial pidió a la ciudadanía su colaboración en el caso de ver un vehículo con las características antes mencionadas. "Si alguien ve una camioneta así, puede llamar a jefatura anónimamente e informarnos", concluyó.

El adolescente de Santa Elena que encontró el cuerpo sin vida de Gisela López, tiene tan solo 14 años y es asistido por un equipo de psicólogos, informó el fiscal Santiago Alfieri. Su familia tiene una carnicería en la ciudad. Se encuentra a cargo de un hermano mayor y asiste al 1° año del colegio General Manuel Belgrano de Santa Elena, ex Nacional. En diálogo con Canal Nueve Litoral, reconoció tener miedo, por lo que prefirió no salir en cámara. Sin embargo, brindó su relato exclusivo del momento en que protagonizó el macabro hallazgo.

El joven contó que pasa a diario montando a caballo por el lugar en que apareció el cuerpo de Gisela. El lunes iba por el camino que bordea “El Bajo”, sector inmediato al barrio 120 Viviendas en las afueras de Santa Elena, cuandovio por primera vez un bulto que le llamó la atención entre los pastizales. En ese momento no le dio mayor importancia.

Al otro día, cuenta el adolescente, volvió a pasar por allí, pero esta segunda vezsintió un fuerte olor, por lo que se bajó del caballo para averiguar de qué se trataba. Se acercó al bulto y separó la bolsa que lo cubría. Se asustó mucho cuando descubrió, cubierto con ramas y pastos, el cuerpo sin vida y en estado de descomposición de una mujer desnuda.

Tenía la cara cubierta con su ropa y su mochila. Sólo llevaba puesto un corpiño. El joven volvió a cubrir el hallazgo, dejó todo como estaba y fue rápidamente a su casa, donde le contó lo que había encontrado a su familia. Ellos llamaron a la Policía, que se hizo presente en el lugar alrededor de las 15.30 del martes. Minutos más tarde, se confirmaría el peor final: era Gisela López.

 

Gustavo Centurión, el único detenido  por el femicidio de Gisela López, quedó en libertad. Así lo dispuso la Justicia de La Paz luego de un acuerdo entre el fiscal Santiago Alfieri y su abogado defensor, Jorge Leitner, supo 9 Ahora gracias a fuentes judiciales. Así y todo seguirá imputado por el delito de “privación ilegítima de la libertad“, hasta tanto se defina su situación procesal.

Gisela López, la joven de 19 años que apareció muerta en Santa Elena, falleció producto de un estrangulamiento. Fuentes policiales indicaron a 9 Ahora que la autopsia finalizó durante las primeras horas de esta mañana. De todos modos, adelantaron que deberán realizar más pericias para determinar si fue o no abusada sexualmente.


Los primeros resultados del análisis de los médicos forenses señalaron que el cuerpo presenta signos de haber sido ahorcado con un cordón de zapatilla. Por otra parte, tal como había adelantado 9 Ahora, la joven fue encontrada con las prendas íntimas a la altura de los tobillos. Sin embargo, aún no se supo a ciencia cierta si fue abusada.

En este sentido, autoridades judiciales y policiales continuarán trabajando para establecer si fue víctima de una violación. Para ello, extrajeron muestras del cuerpo para realizar más pericias científicas a través de una investigación microscópica. El estado de descomposición de los restos dificultaron la confirmación en una primera instancia.

Por otra parte, resta conocer a través de la autopsia cuándo la asesinaron, bajo qué circunstancia y en qué momento fue arrojada a la vera del ingreso de Santa Elena, lugar conocido como “El Bajo” donde fue encontrada por un joven que pasaba a caballo.

 

El fiscal que investiga el homicidio de la joven Gisela López en Santa Elena dijo que, de acuerdo con las pericias, el cuerpo de la víctima estuvo durante más de dos semanas en el lugar donde fue encontrado 18 días después de desaparecer.


Esto hace suponer que la víctima pudo haber sido asesinada en ese sitio o en las inmediaciones, cerca de donde se la vio por última vez, en la zona conocida como El Bajo. “Se realizó una nueva inspección del lugar con extracción de tierra y otros análisis para determinar el tiempo que el cuerpo de Gisela estuvo en eses lugar”, dijo el fiscal Santiago Alfieri, en declaraciones al periodista local Oscar Cuenca. Y agregó: “Puedo confirmar que el cuerpo estuvo ahí entre 15 y 20 días". 

"Eso lo corroboramos hoy”. Alfieri aseguró que no hay secreto de sumario formalmente en la causa, pero aclaró que trabaja con “una prudencia elemental para conocer datos que son relevantes para la investigación”. Por eso se excusó de ar a conocer mayor información.

Según indicó, el hecho de que Gisela no haya sido encontrada antes no quiere decir “necesariamente” que se haya buscado mal, aunque el sitio fue rastrillado por la policía y por la propia familia, y terminó siendo hallado por un chico de 14 años que pasaba circunstancialmente.

Indicó que la búsqueda se hizo en la zona tupida del monte con un drone y a pie en los lugares más despejados. Los drones siguieron lo marcado por los perros rastreadores.

 

La joven Gisela López, que estaba desaparecida desde hacía casi 20 días, fue encontrada muerta y con claros signos de haber sido asesinada, en proximidades de su vivienda, en la localidad de Santa Elena, según se confirmó a Análisis Digital, poco después de las 16. La chica, de 18 años, era buscada intensamente por personal policial, tanto en Entre Ríos como en provincias vecinas. Su cuerpo mutilado, estaba solamente a escasa distancia de su vivienda, oculto, de acuerdo a lo indicado.

La Policía de Entre Ríos reconoció que pudo haber errores en los operativos de rastrillajes por el caso de Gisela López. Lo dijo el subdirector de laDivisión Investigaciones, José Herrera, en comunicación con 9 Ahora, ya que el hallazgo de la joven ocurrió en una zona que ya había sido rastrillada y a tan sólo 200 metros de su casa en Santa Elena, en un lugar conocido como“El Bajo”.

“Queda como presunción que quizá ese lugar se rastrilló mal, ya que no hay rastros de que hayan llevado el cuerpo hasta ahí, aunque eso todavía no está determinado de manera fehaciente”, detalló. En ese sentido y frente a la consulta de un posible error en los operativos, dijo a este Portal: “Eso está dentro de las posibilidades, porque el cuerpo apareció donde estuvo la Policía; duele como institución pero es así”.

Gisela desapareció el viernes 22 de abril y el martes 25 se hicieron operativos en el sitio donde finalmente se la encontró.“Es difícil; el trabajo lo hacen personas y el error humano es una posibilidad; no podemos ser necios”, sostuvo Herrera. Asimismo, aseguró que a la fuerza le “impactó realmente mucho” el hallazgo, “primero porque apareció lamentablemente sin vida y, segundo, porque quizá donde menos lo esperábamos”.

Por otro lado, la autopsia confirmó que la joven de 19 años murió estrangulada con un cordón de zapatilla y la investigación de la Policía intenta establecer si también fue violada. Además, en la fuerza hay sospechas hacia el joven que encontró el cuerpo, ya que sostienen que desde el caballo en el que transitaba el chico no habría ángulo para poder divisar los restos de la víctima.

 

La adolescente de Santa Elena lleva 17 días desaparecida. Lograron ingresar a su Facebook, que podría brindar datos reveladores.

Hace 17 días que no se sabe nada de Gisela Alejandra López. Los investigadores sospechan que la joven de 18 años de Santa Elena pudo haber sido coptada, trasladada y retenida por la banda de “Los Pela”. Su familia piensa que alguien la convenció de irse para luego retenerla en contra de su voluntad. Lo cierto es que ninguna hipótesis está lo suficientemente comprobada, mientras la investigación avanza y podría haber pistas reveladoras en las próximas horas.

“LOS PELA”

Fuentes policiales y judiciales indicaron a 9 Ahora que Gustavo Centurión, único detenido e imputado por la desaparición de la adolescente, forma parte de la banda de “Los Pela”, conformada por otros 2 sujetos calvos de Santa Elena. Los 3 frecuentaban boliches de distintas ciudades entrerrianas, acompañados de chicas comparativamente muy jóvenes. La Justicia intenta buscar pistas que acreditan la participación de la banda.

A partir de contactos de Facebook y un testimonio, se logró unir a Centurión con Gisela y en su casa de la capital provincial los perros de la Policía marcaron el rastro de la presencia de la joven. El hombre “es un comerciante de zapatos mayorista que hace encargues y que si bien es de Paraná, dentro de sus zonas de recorrido pasaba por Santa Elena habitualmente y por ahí se quedaba a alguna fiesta o salida con amigos de ahí”, sostuvo el subjefe de Investigaciones de Entre Ríos, José Herrera.

En su declaración, el detenido negó conocer a la adolescente. Se aguardan todavía los resultados de las pericias a las sábanas de la cama de Centurión, a su computadora y celular. También se pidieron las grabaciones de las cámaras del único boliche de Santa Elena para determinar si Gisela estuvo allí, acompañada de estas personas u otras, la madrugada del sábado.

LA FAMILIA DUDA

Gabriela, la mamá de Gisela, desconfía de su sobrina, una joven de unos 27 años que era muy apegada a la adolescente desaparecida, y de su pareja, un hombre de más de 40 años. Ellos dos no participan de la búsqueda. Según el círculo familiar más cercano a Gisela, ella salía con su prima y el novio, quienes le aconsejaban que se vaya de su casa y que “ande con un hombre mayor”, contaron a 9 Ahora.

Cuando Gisela desapareció, su mamá llamó a su sobrina y ésta le dijo que estaba de viaje. Además, la familia advirtió otros comportamientos llamativos: “Ella vino a preguntar cómo iba todo. Atrás llegó él y no lo dejó entrar a nuestra casa. Después él la llamaba y peleaban por teléfono”, relataron a este Portal. La Policía secuestró los celulares de la prima de Gisela y su pareja, que están siendo analizados.

EL FACEBOOK Y EL CELULAR DE GISELA

El fiscal auxiliar de La Paz, Santiago Alfieri, a cargo de la causa, le dijo a 9 Ahora que este sábado por la noche “se logró ingresar al Facebook de Gisela” gracias a un procedimiento conjunto entre la Jefatura Departamental La Paz, la Comisaría de Santa Elena y dos ingenieros y un comisario de Inteligencia Criminal. “Los resultados se están analizando, es una gran herramienta“, aseguró el funcionario judicial, ya que los chats de la joven y sus últimos movimientos en la red social podrían ser reveladores.

Además, el viernes se logró dar con el código IMEI original del teléfono celular de Gisela. “Esto aporta muchos datos útiles para la investigación de Inteligencia Criminal. A partir de hoy van a solicitar a la empresa de telefonía los movimientos y escuchas del teléfono“, indicó Herrera.

ALLANAMIENTOS

A partir del testimonio de un vecino de Concordia que asegura haber visto a una chica de las carcterísticas físicas de Gisela junto a un joven en un club del lugar, la Policía realizó varios allanamientos en hosterías y otros sitios, sin resultados positivos por el momento.

Al respecto, el fiscal Alfieri le dijo a este Portal: “Hay avances en el seguimiento de algunas líneas de investigación sobre el posible paradero con vida de Gisela, tanto en Concordia como en otros lugares, incluso fuera de la provincia“.

TODAS LAS HIPÓTESIS, ESPERANDO LAS PERICIAS

Con los resultados de las pericias en el material electrónico secuestrado en la casa de Centurión, además de los celulares secuestrados a familiares y allegados de Gisela, seguramente tomará fuerza alguna de las líneas de investigación por sobre las otras. Por el momento, “las hipótesis son todas: se la busca con vida, sin vida, que se haya ido por propia voluntad o una desaparición forzada por parte de alguien o por enamoramiento“, enumeró el subjefe de Investigaciones de la Policía.

Alfieri sostuvo que “al aparecer información constantemente, hay que ir agregándola al entrecruzamiento de las líneas”. “Eso hace que tengamos algunas novedades parciales y no cerremos todavía el informe de inteligencia criminal”, explicó. “En este momento estoy frente al pedido de 4 teléfonos más“, reveló.

LOS SILENCIOS DE SANTA ELENA

Herrera manifestó que tanto la familia de Gisela como los pobladores de Santa Elena en general “son bastante particulares, medio cerrados“. En ese sentido, ahondó: “No son de fácil comunicación ni predispuestos a brindar información: sienten que quienes van a investigar, son de afuera y no se brindan del todo”. “Eso es un freno o entorpece un poco”, valoró.

 caso gisela

Más artículos...