22
Lun, Oct
23 New Articles

Castrillón habló de temas a trabajar y dijo: "El Poder Judicial debe recuperar la confianza"

Política
Tipografias

El vocal Emilio Castrillón asumirá el próximo año la Presidencia del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos y enfrentará el desafío de que la opinión pública vuelva a creer en un sistema judicial que viene siendo cuestionado. En ese sentido, el magistrado observó: “Hoy, la Justicia es mirada más de cerca y con desconfianza, por eso me gusta este desafío. El Poder Judicial debe recuperar la confianza, porque no está todo bien. Se debe hacer una mirada retrospectiva, y a partir de ahí accionar en positivo”.

Reconoció que hay serios problemas de infraestructura y recursos humanos en las jurisdicciones departamentales, y apuntó como una causa por la cual no avanzan los casos que investigan delitos de corrupción es por “la falta de fiscales especializados”, en lo que se deberá avanzar “en las nuevas designaciones”. “Si vamos a tomar el tema de narcomenudeo tenemos que tener fiscales que conozcan de ese tema”, ejemplificó.

Sobre la transparencia en el Poder Judicial, adelantó que pidieron al Tribunal de Cuentas que “un auditor permanente esté en el Superior Tribunal. No queremos que exista nada que no tengamos conocimiento antes, y todo estará publicado en el sitio web” del alto cuerpo, aseguró. “La relación con el ex gobernador Sergio Urribarri es buena, pero no tengo contacto con él y nunca me llamó por alguna causa”, dijo además.

En el día (por ayer) en que hubo incidentes en las afueras del Congreso mientras se votaba la reforma previsional, el vocal del STJ dijo observar esa situación “con tristeza y con preocupación”, y agregó: “Donde hay conflictos sociales tiene que actuar la justicia y dar respuestas, y donde hay conflicto político tiene que actuar la política y dar también sus respuestas. Evidentemente la respuesta política la tienen que dar tanto los que gobiernan como la oposición: a uno, porque lo eligieron para que conduzcan el país, y los otros para poder realizar una representación de las minorías y hacer un contra balanceo”, dijo en el programa Fuera de Juego (Canal 4 Somos Gualeguaychú).

Castrillón fue consultado sobre el momento en el que se encuentra el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos (STJ), respecto a lo cual remarcó: “En primer lugar, en las gestiones de la Presidencia anteriores no había un descreimiento y una sospecha de la Justicia como hay hoy, ésta era mirada un poco más de lejos. Hoy, la Justicia es mirada más de cerca y con desconfianza, por eso me gusta este desafío (de presidir el alto cuerpo) porque en definitiva el Poder Judicial debe recuperar la confianza, porque no está todo bien. Se debe hacer una mirada retrospectiva, y a partir de ahí accionar en positivo sin creerse que es la monarquía, sino que somos parte de una democracia y un poder de ésta” cuya función es “llevar la resolución de los conflictos, restituir la paz y sancionar a quienes transgreden las normas que establecen los legisladores”.

Sueldos elevados e infraestructura

No quedó al margen de la charla los sueldos que perciben los jueces, y la observación que hay de la sociedad sobre este tema. Al respecto, analizó: “Yo lo que percibo es que todo aquel que gana más que un docente, quien es el que cuida a nuestros hijos y los forma o debería formarlo, es excesivo”. “Un neurólogo para poder hacer una intervención médica cobra 85 mil pesos, porque es un especialista, y si uno quiere un especialista se tiene que pagar”, ejemplificó, y añadió: “Nosotros cobramos lo mismo que percibe un camarista de la Justicia Federal. Si uno quiere un especialista se lo tiene que pagar, pero éste debe demostrar que cumple con propiedad y realiza cada vez mejor su arte. Nosotros no podemos tener comercio y no podemos hacer otra actividad, solo podemos tener acciones en empresas pero con una participación minoritaria”.

Respecto a las falencias en la infraestructura judicial en el interior de la provincia, contó que dialogó al respecto con los camaristas de Gualeguaychú y el presidente de la Asociación de Magistrados, Rubén Chaia. “Creo que en el estudio, debate, funcionamiento, acción y administración debemos poner en un plano horizontal al Poder Judicial, entre los magistrados y el Superior Tribunal de Justicia, no apareciendo como nueve monarcas y el resto plebeyos. Eso va a ser saludable para el STJ y todas las jurisdicciones”, enfatizó.

En esa línea, puntualizó: “En Gualeguaychú, por ejemplo, tenemos un solo Juzgado de Familia, hemos enviado como iniciativa legislativa la creación de un segundo juzgado y completar la planta de personal. Pero desde el 2013 nunca se presupuestaron partidas, el proyecto quedó dormido”. Seguidamente, añadió: “Posteriormente, se ha puesto el Juzgado de segunda instancia en lo Civil y Comercial y de Familia en el departamento Islas, y esa ley quedó con competencia para nombrar un juez en Gualeguaychú e Islas, pero ahora hemos promovido que ese juzgado sea solo para Gualeguaychú, porque en Islas es multifuero y no nos da el número hasta el momento para crear un Juzgado de Familia”.

“También tenemos que tener en cuenta que estamos tratando de que el departamento Islas tenga todos los fueros para que no tengan que venir a Gualeguaychú a resolver los problemas de familia, que hay que tratarlos con mayor inmediatez”, marcó en ese orden. Y apuntó: “Los legisladores ya sancionaron la ley para crear el Juzgado de Paz en Ceibas, que desde la Sala Civil le damos mucha importancia porque en todo Juzgado de Familia, el 65 por ciento de las causas son por violencia de familia y violencia de género, que desde el punto de vista humanitario son delitos aberrantes”.

En tanto, alertó por el estado de las cárceles en Entre Ríos: “Esa situación de mal vivir, esa atención médica inoportuna, ver los lugares en donde desarrollan su tarea los jueces de Ejecución de Penas y la imposibilidad de poder tener un seguimiento de esa pena” lo que consideró “difícil”.

“Estuvimos hablando con el doctor Chaia, que en materia de derecho penal sabe más que yo, de poder refuncionalizar los Jugados de Ejecución de Penas, teniendo en cuenta el nuevo procedimiento penal que aceleran los tiempos y permite la oralidad, más allá del nombramiento de otro juez o más cargos para el juzgado. Tenemos que ver la efectividad que vamos a tener con otro juez y más empleados”, observó. 

Al hacer mención a los Juzgados de Ejecución de Penas, señaló que “el caso del doctor Carlos Rossi fue un hecho puntual”, respecto al magistrado deberá enfrentar un jury por el fallo, fundado en su decisión de autorizar la libertad condicional de Sebastián Wagner, condenado por el crimen de la estudiante uruguayense Micaela García. No obstante, Castrillón reconoció: “Es uno de los temas a resolver, porque cuando somos víctimas de un delito, si nos matan un hijo vamos a querer que el delincuente no salga nunca más, el sistema progresivo de pena no queremos que se aplique. Cuando somos víctimas del delito, vamos a querer que la salida del recluso se demore lo más posible. Pero cuando estamos condenados y somos internos en las cárceles por supuesto que queremos que el sistema progresivo de pena se cumpla, las posibilidades de educarse para que se acorten los tiempos, las salidas socio familiares, todo esto hace que las dos situaciones son las que debe contemplar el juez”. 

“En realidad, siempre sostuve que las condenas son para cumplirlas; de lo contrario, que las condenas sean menores”, indicó. Y redondeó: “Es un tema que deben solucionarlo quienes están en la conducción del proceso penal, que pasó a ser acusatorio, y se logra el acortamiento importante de los juicios por la probation, los juicios abreviados y la flagrancia, pero son los especialistas en derecho penal los que deben terminar de cerrar este proceso que no anda bien”.

Causas por delitos de corrupción

En cuanto al avance de las causas por delitos de corrupción de funcionarios del gobierno anterior y la falta de recursos humanos y técnicos para poder llevar adelante las investigaciones, explicó: “En el sistema acusatorio la acción pública la tiene el procurador General, que es una organización totalmente vertical, y todos los medios que tenga el STJ para aportarle en el avance de la investigación lo vamos a poner. El que sabe investigar, sabrá dónde llegar, el que no sabe investigar, por más que se le busque un contador si no sabe buscar no va a encontrar nada”.

“El Código Procesal Penal en su redacción original cuando lo presenta Federik, habla de fiscales especializados para la detección de delitos económicos y contra la vida, como tiene la provincia de Santa Fe, pero si no tenemos fiscales especializados no sabrán qué investigar. La forma de revertir esto es que el Consejo de la Magistratura designe fiscales especializados, uno pude tener peritos, pero el que aplica la ley es el juez”, dijo.

Aconsejó “capacitar” a quienes ya están en sus cargos, y “en las nuevas designaciones se deberá designar a fiscales especializados”. “Si vamos a tomar el tema de narcomenudeo tenemos que tener fiscales que conozcan de ese tema: muchos son periodistas, pero poco son investigadores, y para poder serlo deben ser especializados, y en el ámbito judicial es lo mismo”, trazó como paralelismo.

En ese sentido, siguió: “Hay chicos que ingresaron que fueron buenos en lo teórico, pero en la práctica tuvieron errores. Sobre todo, la investigación debe ir acompañada de la Policía, que debe respetar al fiscal y tiene que formarse”. Al respecto, contó que habló “con el secretario de Justicia, Pablo Biaggini, de la necesidad de formar a los agentes que toman la denuncia de violencia familiar y doméstica”.

Sobre el final de la entrevista, Castrillón apuntó: “Sé que fue cuestionada la transparencia del Poder Judicial” por lo que: “Hablamos con el fiscal del Tribunal de Cuentas que nos toca para que un auditor permanente esté en el Superior Tribunal. No queremos que exista nada que no tengamos conocimiento antes, y todo estará publicado en el sitio web” del alto cuerpo, aseguró.

Agregó, además, que en febrero cuando asuma convocará “al periodismo especializado en temas judiciales de la provincia para explicar las soluciones que se tendrán para mejorar el sistema y las explicaciones por la cual no hay forma de resolverlo”.

Por último, sobre la relación con el actual presidente de la Cámara Baja provincial, dijo: “La relación con el ex gobernador Sergio Urribarri es buena, pero no tengo contacto con él y nunca me llamó por alguna causa”.

 

Análisis Digital