23
Mar, Oct
24 New Articles

Bordet anunció créditos provinciales para viviendas a partir del año próximo

Política
Tipografias

Luego de que el gobernador Gustavo Bordet, en el marco del balance que realizó por sus dos años de gestión, anticipara que se lanzará una línea de créditos destinados a vivienda con financiamiento provincial, se comenzaron a conocer detalles de cómo será la operatoria que apunta a la edificación de unas 1.500 casas en distintos puntos de la provincia. El gobierno aportaría 30 millones de dólares, remanentes de la colocación de bonos, y se espera una suma similar de parte de bancos privados. Los créditos serán de entre 600.000 y 800.000 pesos para quienes ganen entre 16.000 y 40.000 pesos, especialmente jóvenes, con o sin terreno.

“A la vivienda de interés social la vamos a seguir realizando, pero vamos a apuntar a otro segmento, que es el de jóvenes que tienen ingresos de entre 16 mil y 30 mil o 40 mil pesos, que no son sujetos de créditos hipotecarios. Lo estamos estudiando y lanzaremos programas de esa naturaleza, para poder generar la satisfacción de tener la vivienda propia”, dijo Bordet en Canal Once.

Fuentes gubernamentales consultadas, anticiparon los trazos gruesos de un plan que está en pleno desarrollo en el gobierno provincial, que surgió a partir de las variaciones en las políticas públicas nacionales en materia de vivienda que se delinearon hace dos años, junto con el cambio de gestión.

“La resolución de Nación es que los institutos provinciales se centren en la franja de beneficiarios con ingresos inferiores a dos salarios mínimo vital y móvil, cuando antes llegaban a quienes percibían sumas equivalentes a tres o hasta a cuatro salarios mínimos, según la operatoria”, explicaron.

Hoy ese salario mínimo está en unos 8.000 pesos, pasará a 9.000 a fin de año y alcanzará los 10.000 en julio del año que viene, según las previsiones. Si se piensa que los sectores de alto poder adquisitivo ya tienen casa o se la construyen por sus propios medios, que los sectores medios altos tienen ahorros y acceden al crédito bancario y que los sectores bajos son atendidos desde los institutos, la franja cuyas necesidades habitacionales quedan desatendidas es la compuesta por quienes ganan por encima de 16.000 pesos y hasta unos 30.000 o 40.000 por mes.

Según los cálculos, la mayoría son jóvenes y tienen dificultades para acceder a los créditos bancarios. A este segmento pretende llegar el gobierno provincial con una línea de préstamos que complemente lo que se hace desde Nación.

El aporte de recursos que tiene previsto realizar la provincia surgirá de la colocación de bonos por 350 millones de dólares realizada a principio de año. De ese monto, una parte está destinada a obras en municipios pero, aunque el plazo para gestionarlos vence el 31 de diciembre, son pocos los gobiernos locales que decidieron tomar estos recursos. “El monto remanente, que calculamos en unos 30 millones de dólares, pasa a fin de año a ser de libre disponibilidad para la provincia”, advirtieron. 

"Bordet decidió destinarlo a este plan de viviendas, que será la iniciativa central de la gestión", acotaron.

A esos 30 millones de dólares se pretende sumar un monto similar aportado por bancos privados. “La semana pasada nos reunimos en Buenos Aires con representantes de nueve entidades y estamos avanzando en las negociaciones", informaron desde el Ejecutivo. En este esquema, consideran clave la incorporación del Nuevo Banco de Entre Ríos por su condición de agente financiero y por su presencia territorial en la provincia.

El borrador del proyecto en estudio contempla dos líneas de crédito: una para quienes tengan su propio terreno y otra para edificar en tierras cedidas por los municipios, a los que se les presentará el plan en los próximos días. En todos los casos, la construcción estará a cargo de los beneficiarios, pero deberán ceñirse a tres modelos de vivienda diseñados por IAPV: una monoambiente de 19 metros cuadrados, una de un dormitorio de 29 metros y una de dos, de 51 metros cuadrados, todas con posibilidad de ampliación.

Aunque resta afinar números, se calcula que el costo de las casas será de 600.000, 700.000 y 800.000 pesos respectivamente. Alrededor de esas cifras estarán los montos de los préstamos, que se irán desembolsando por etapas, contra certificados de avance de obra, de manera similar a lo que se instrumentó oportunamente con el plan Procrear. Una diferencia, similar a los nuevos planes de créditos del gobierno nacional, será que los beneficiarios deberán abonar las seis primeras cuotas con anticipación, lo que les permitirá demostrar su capacidad de afrontar la obligación mensual, más allá de su situación laboral.

Durante el verano, según comentaron, el trabajo estará centrado en lograr la cesión de terrenos por parte de los municipios y en cerrar acuerdos con los distintos bancos. Luego, se espera poder lanzar el programa en los primeros meses de 2018 y tenerlo en plena ejecución a mediados de año.

Si se logra que los bancos aporten también 30 millones de dólares, estarían disponibles para el plan unos 1.000 millones de pesos. Dividido por el valor promedio de las viviendas, serán más de 1.500 unidades las que puedan edificarse en la provincia. Aunque podrán acceder quienes estén o no inscriptos en IAPV, el padrón actualmente alcanza las 30.000 personas, por lo que no se descarta la posibilidad de tener que recurrir al mecanismo del sorteo.

Aunque aún no es posible determinar los montos de las cuotas, adelantaron que se espera que no superen entre el 20 y el 25 por ciento de los ingresos. Todo dependerá de las tasas que definan los bancos que decidan sumarse a la operatoria, hoy atadas a la Unidad de Valor de Vivienda (UVA).