19
Vie, Abr
30 New Articles

Macri abrió las sesiones ordinarias del Congreso y reconoció los problemas económicos

Nacionales
Tipografias

El presidente Mauricio Macri abrió el 137º periodo ordinario del Congreso Nacional. En su último discurso de gestión, reconoció que la pobreza creció y señaló que puede decirlo porque “ponen la verdad sobre la mesa”. En ese sentido, acotó que recuperaron el Indec. Dijo que “hay que tener paciencia” y se reconoció como “líder de un camino a largo plazo”. “Es necesario empezar por lo más básico”, sostuvo. Destacó que se hayan dado algunos debates a nivel social como la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y pidió terminar con todas las violencias hacia las mujeres y niñas.

Aseguró que el rumbo es el de “conectividad”, “digitalización”, “turismo” y “equilibrio fiscal”, entre otros puntos. Pidió reformar el Código Penal y avanzar con la implementación del Régimen Penal Juvenil. También indicó que son un “gobierno de consensos” y anunció el aumento de la Asignación Universal por Hijo un 46 por ciento. En varios pasajes del discurso, la vicepresidenta Gabriela Michetti pidió silencio y el propio Macri repitió que “los insultos hablan más de ustedes que de mí”.

Macri pronunció su último discurso en un Congreso agitado. Los legisladores de la oposición lo están considerando “desencajado” y “más una arenga que un discurso”. Aseguran que se “victimizó. En varios tramos de su alocución, la vicepresidenta Michetti -que ayer estuvo en Urdinarrain- pidió que hagan silencio y el mismo Macri dijo que “los insultos hablan más de ustedes que de mí”. 

“Cambiar en serio implica un esfuerzo. ¿Cuántas veces elegimos el atajo más corto? Nosotros tomamos la decisión de hacer lo que nadie se animó a hacer antes. Tenemos que atravesar las dificultades, y el año pasado fue una prueba en muchos sentidos”, aseguró y dijo que “cambiaron las condiciones” y “surgieron nuevos desafíos que tuvimos que enfrentar”. 

Luego agregó que “las transformaciones tienen que ver con no ser tan vulnerables, con estar preparados para enfrentar nuevas tormentas”. “Los cambios profundos requieren paciencia, lo que estamos logrando y es enorme porque estamos haciendo crujir estructuras viejas y oxidadas, arraigadas”. “Lo que estamos haciendo no tienen vuelta atrás. Ya no nos da todo lo mismo. No aceptamos que nos mientan, o que pongan en jaque la institucionalidad. Las transformaciones profundas llevan tiempo”. 

Macri se definió a sí mismo como “líder de un camino a largo plazo”. “Es necesario empezar por lo más básico. La Argentina está mejor parada que en 2015. Eso no significa que estamos donde queremos, sino que salimos del pantano. Que sea difícil y lleve tiempo no quiere decir que sea imposible, sino que lo que estamos haciendo es importante”. 

El mandatario aseguró que su equipo de gobierno “dice la verdad”. “Somos un equipo que gobierna pensando en el largo plazo, que dice la verdad, asumimos la inflación, la pobreza y la inseguridad”. “Somos un Estado que combate las mafias y previene la corrupción, que devolvió el Indec”, aseveró y resaltó el “DNU de extinción de dominio” porque “es el reflejo de la postura clara que los argentinos tomamos”. “Queremos recuperar los bienes que robaron las mafias, el narcotráfico y la corrupción. Invitamos a que cada quien diga donde está parado y a quien quiere proteger, porque se acabó el tiempo en el que los delincuentes se salen con la suya”. 

Luego dijo que “estamos mejor que 2015”. “Para seguir avanzando necesitamos reformas como el Código Penal y el régimen penal juvenil”. Agregó que “el gobierno promueve la pluralidad de las voces”. Habló de la “lucha contra narcotráfico”, de “internet, parques nacionales, calidad educativa, del debate por el aborto y la prevención de embarazo adolescente”. “Estamos haciendo cambios profundos para no volver atrás nunca más”, acotó. 

Su discurso fue desordenado, fue y vino con distintos temas y mezcló a lo largo de toda la alocución algunos datos precisos como el objetivo de lograr el equilibrio fiscal en 2020 y 2021” y que aumentará la Asignación Universal por Hijo un 46 por ciento”. 

“Desde el primer momento mi objetivo fue reducir la pobreza y pedí que mi mandato fuera evaluado contrastando ese índice. Lo primero que hicimos fue poner verdad sobre la mesa y recuperamos el Indec. Crecimos, pero lamentablemente la pobreza volvió a los niveles de antes. A esto lo decimos porque decimos la verdad”. “Este año esperamos bajar la inflación que será un alivio. Pero no sólo se es pobre por lo que se gana”, señaló. 

“Es cierto que la pobreza está volviendo a los niveles de antes, pero estamos generando las condiciones para que poco a poco los argentinos puedan salir adelante. El único camino para esto es el trabajo, que se basa en la calidad de educación. Por eso queremos modificar el artículo de la ley de educación para que se nos permita saber sobre las evaluaciones de nuestros chicos”. 

Aseguró también que las obras que están construyendo son “un 40 por ciento más baratas que en 2015” y que las construyen con “procesos licitatorios transparentes”. Se refirió además a las mejoras en las rutas aéreas y las nuevas aerolíneas. “Tenemos que salir del encierro y ver que tenemos otras posibilidades. Eso se logra modernizando, dejando atrás el caos de papeles para abrir paso a la información y el mundo digital. Eso es lo que nos une y genera oportunidades concretas”. 

Por último, encendió el tono del discurso y dijo que es “el primero en saber lo que han sido estos meses, cuánto dolor, cuánta angustia. Pero estoy seguro que ésta es la generación que con valentía decidió encarar los cambios profundos. Juntos nos comprometimos a hacer una sociedad en serio. Juntos lo vamos a sacar adelante el país”.

 

Análisis Digital