24
Dom, Mar
6 New Articles

Las ventas minoristas por la celebración de Reyes cayeron 11,5%

Nacionales
Tipografias

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas pymes durante la semana de Reyes cayeron 11,5 por ciento frente a la misma fecha de 2018. Las ventas en locales físicos descendieron 13,3 por ciento mientras que online subieron 0,9 por ciento y el ticket promedio este año rondó los 600 pesos, un 39,5 por ciento por encima del año pasado. Incidió además del declive del consumo general, que este es un festejo que cada año va perdiendo atractivo entre las familias.

Se nota especialmente en coyunturas menos favorables, cuando ese gasto se relega aún más. Así surge del relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) entre el 4 y 5 de enero en 1560 comercios de las ciudades capitales del país, incluyendo CABA y Gran Buenos Aires, por un equipo de 35 encuestadores y 5 supervisores.

Con las familias poco dispuestas a gastar y muy atentas a las promociones, buena parte de las ventas de la fecha se realizaron a último momento. Lo que más se movió fueron Juguetes, y se podían conseguir productos desde 50 pesos. Le siguió Indumentaria y Regalerías, y en el resto de los rubros la salida fue modesta, especialmente en Productos Electrónicos y Videojuegos, cuando se esperaba una fecha más activa.

El ticket promedio este año rondó los 600 pesos, un 39,5 por ciento por encima del 2018 (430 pesos). Las familias se orientaron a productos económicos, en general uno por niño o niña. Según una encuesta realizada por la consultora Focus Market (FMK) para CAME entre 4.200 casos: el 50 por ciento de las ventas de la fecha se realizó en comercios de calles y avenidas, 27 por ciento en supermercados y shopping y 13 por ciento por internet.

Esta vez, no hubo grandes promociones, más que algunos descuentos con tarjetas y ofertas con rebajas de 30 o 40 por ciento, pero que no fueron suficientes para generar grandes ventas.

El 80,4 por ciento de los comercios físicos medidos finalizaron con descensos anuales en sus ventas. Sólo el 13,5 por ciento creció. El turismo compitió con Reyes, en parte porque las familias salen de vacaciones y omiten la fecha.