24
Vie, Nov
37 New Articles

Vinculan al ministro Juan José Aranguren con dos offshore

Nacionales
Tipografias

Mientras se desempeñaba como ejecutivo senior de Shell, Juan José Aranguren integró los directorios de al menos dos sociedades offshore, según se desprende de los Paradise Papers. Años después, cuando ya había asumido como ministro de Energía, una de esas sociedades ganó 13 licitaciones para proveer 650.000 metros cúbicos de gasoil al Estado durante 2016. La petrolera facturó por las licitaciones cerca de US$ 240 millones.

La firma offshore beneficiada fue Shell Western Supply and Trading Ltd, que se convirtió en proveedora de gasoil tras ganar las licitaciones de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), que fueron organizadas por YPF.

Más allá de esa coincidencia, sin embargo, Aranguren quedó fuera de toda sospecha tras dos informes de la Oficina Anticorrupción (OA) y la Sindicatura General de la Nación (Sigen). Ambos despegaron al funcionario de un eventual conflicto de interés o una violación de la ley de ética pública.

Primero fueron siete contrataciones a Shell Western Supply and Trading Ltd en abril de 2016, que le costaron una denuncia penal que tramita el juez federal Luis Rodríguez.

En el siguiente concurso de Cammesa, la offshore volvió a quedarse con dos nuevos cargamentos de 50.000 metros cúbicos de gasoil. Y por último, en junio se volvieron a adjudicar tres nuevos pedidos a la sociedad de Shell, según datos que constan en la página oficial de Cammesa en Internet.

Más atrás en el tiempo, en 1996, Aranguren fue director de Sol Antilles and Guianas Ltd (Barbados).

Aranguren defendió su actuación y remarcó que nunca tomó una decisión que beneficiara de manera particular a Shell. "Ser director en estas firmas, como la operatoria de las mismas, no constituye per se un delito ni viola la ley. Operar comercialmente en los países antes mencionados tampoco es un delito", aclaró el ministro en un comunicado. En su entorno remarcaron además que no es ilegal dirigir una offshore y que hace 13 años no tiene más que ver con esas firmas.

 

La Nación