17
Lun, Jun
27 New Articles

Javier Conte será el abanderado en Lima 2019

Deportes
Tipografias

A 63 días del comienzo de los Juegos Panamericanos de Lima, el Comité Olímpico Argentino eligió mediante una votación al abanderado de la misión para la apertura del 26 de julio. El privilegiado resultó Javier Conte, medallista de bronce en la clase 470 de yachting de Sidney 2000. El velista llegará a la capital peruana en busca de revalidar el oro conseguido en Toronto 2015 junto a Nicolás Fracchia y María Paula Salerno en la clase Lightning.

¿Cómo fue el proceso de elección de Conte? Los 32 jefes de equipo que se reunieron en la sede de Juncal 1662 propusieron a siete deportistas de diferentes disciplinas. Luego se les repartieron los nombres de esos candidatos y Javier Conte recibió ocho votos contra los siete de Diego Simonet, MVP de la final de la Liga de Campeones de handball del año pasado, y Pedro Ibarra, capitán de los Leones campeones olímpicos. También fueron tenidos en cuenta el gimnasta Federico Molinari y el taekwondista Lucas Guzmán, con tres votos, mientras el tenista Facundo Bagnis y el beisbolista Sebastián García tuvieron dos cada uno. Paula Pareto, una firme candidata a llevar la bandera argentina, no fue propuesta porque el judo competirá sobre el final de Lima 2019 y la campeona olímpica debía viajar y volver a Buenos Aires para seguir sus entrenamientos.
Minutos después de conocerse la noticia, Conte dialogó con Clarín desde Barcelona y manifestó estar “muy emocionado, sorprendido y orgulloso por ser elegido abanderado”. En plena etapa de entrenamientos, hoy volverá a Argentina para seguir con la preparación de cara al Mundial y, posteriormente, la cita panamericana. “Estamos bien y confiados de cara a las competencias que se acercan”, sostuvo.
Conte subió al podio olímpico hace 19 años junto a Juan de la Fuente y luego de los Juegos Olímpicos de Beijing se retiró del yachting para “estar tranquilo y con la familia porque estaba cansado de tantos viajes”. Entonces se desempeñó en la secretaría de Deporte durante el gobierno de Cristina Kirchner y fue entrenador del equipo de 470 de Chile en Río de Janeiro 2016.
Sin embargo, cuando Fracchia lo llamó para los Panamericanos de 2015 no dudó en volver y obtuvo el oro. Dos años después hizo historia con Julio Alsogaray (reemplazó a Fracchia) y Salerno al conquistar la “Triple corona” de Lightning: campeonatos Sudamericano, Norteamericano y Mundial.