23
Mar, Jul
32 New Articles

Súper TC 2000: Matías Rossi y una maniobra imperial para la victoria en Paraná

Automovilismo
Tipografias

De la especulación y la polémica a una definición apasionante entre dos de los mejores pilotos que presenta el automovilismo argentino. Todo en el mismo fin de semana y en el autódromo de Paraná. En la quinta presentación del calendario, el Súper TC2000 ensayó el mejor espectáculo de la temporada: una carrera que se definió en el último giro, con la maniobra imperial de Matías Rossi (Toyota Corolla) sobre el bicampeón Facundo Ardusso (Renault Fluence); un desenlace que acompañó a un desarrollo agitado, vibrante, que le posibilitó a la categoría esbozar una sonrisa frente a las críticas.

Las expectativas que se tejieron en el inicio de temporada, con la denominada era turbo y las limitaciones aerodinámicas, se diluyeron con la supremacía de la escuadra Renault Sport, que llegó a firmar un 1-2-3 con Ardusso, Leonel Pernía -actual puntero del campeonato, con 16 puntos sobre su compañero de techo: 88 a 72 unidades- y Matías Milla en la fecha pasada, en Rosario. Toyota Gazoo Racing, con Rossi como espada principal y Julián Santero como un ladero de jerarquía, se presentó como la estructura que libraría batalla: el triunfo de Rossi en Villicum, San Juan, expuso la fortaleza del conjunto, que dio un nuevo golpe de escena.

El sistema de lastre para los cuatro primeros pilotos de la clasificación, con un rango de 70 kilos par el poleman; 60, al segundo; 55, al tercer y 50, al cuarto, fue la carta a la que el STC2000 echó mano para despertar una paridad entre las marcas que sigue sin existir, pero que contribuyó a una mejoría para los espectadores. Porque las suspicacias se presentaron durante la qualy, aunque el resultado final de la carrera enseñó que Rossi, Ardusso y Pernía, los integrantes del podio, fueron parte del póquer de pilotos que sumó kilos a sus autos.

El despiste del poleman Pernía, que tuvo una largada complicada y cayó hasta el 5to puesto, para luego demostrar su fortaleza y garra para recuperarse y subirse al podio; las batallas que protagonizaron el tandilense con Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge) y Ricardo Risatti (Honda Civic, una auto que enseñó un avance) y el último zarpazo de Rossi para festejar en un trazado que le sienta como a pocos pilotos: festejó en STC2000, el exTC2000, el Turismo Carretera y Top Race.

Un recurso que no resulta simpático, como la aplicación de lastre, se presentó como una receta sanadora para el Súper TC2000, que necesitaba enseñar una carrera de luces para renovarse y recuperar su posición de categoría de elite en el automovilismo nacional.

 

La Nación