26
Mié, Sep
36 New Articles

San Lorenzo conquistó la Liga de las Américas de Básquet

básquet
Tipografias

San Lorenzo salió a conquistar el continente por segunda vez en cuatro años, esta vez en básquetbol y ante Mogi das Cruzes, por el Final Four de la Liga de las Américas que organizó en su propia casa, Boedo. Ganó 79-71 y desató la fiesta en El barrio. Previo a esto, Regatas Corrientes se quedó con el tercer puesto venciendo 60-59 a Estudiantes de Concordia.

El clima no fue diferente del de aquella noche ante Nacional de Paraguay en el Nuevo Gasometro, la noche que el club consiguió la primera Copa Libertadores de su historia, fue igual de intenso, provocando el mismo empuje ganador que tuvieron los dirigidos por Edgardo Bauza. Pero más que nunca, esta vez hubo reafirmación de pertenencia y celebración completa por el título logrado en el barrio de toda la vida.

En el Roberto Pando, si, en Boedo, el bicampeon de la Liga Nacional conquistó la gloria internacional y ahora amenaza con convertirse en un equipo hegemónico también en el ámbito internacional. Porque querían que el título se quedara en casa, pero que esto no quede acá. Porque tras este título, irán por mucho más.

No fue nada fácil lo que consiguió el Ciclón esta noche, ya que debió batallar ante un rival que avisó que no venía de paseo. Y fue sorprendido el local por su rival en el primer cuarto, pero se mantuvo a tiro y el parcial se fue 25-20 para Mogi, que tuvo en esos instantes un importante trabajo de su base Larry Taylor.

A partir del segundo cuarto, crecieron todos en San Lorenzo y emparejó el juego, con la conducción y talento de Nicolás Aguirre y la polenta goleadora del alero Gabriel Deck, que al descanso largo ya tenía 15 puntos en su cuenta personal y cerraría con 22 en total.

La explosión llegó en el tercer cuarto, cuando San Lorenzo decididamente tomó las riendas del juego y comenzó a estirar ventajas mientras hacía deslucirse cada vez más la tarea de los de Guerrinha. Se fue con nueve de diferencia y la gran chance de cerrarlo en último cuarto.

Pero tuvo que sufrir el local la recuperación de un Mogi que logró ponerse en ventaja gracias al imparable Tyrone Curnell. No fue suficiente para la visita y San Lorenzo lo cerró por 79 a 71, desatando una nueva fiesta a nivel internacional, esta vez, en Boedo.

Lo ganaron los jugadores, Gonzalo García, Lammens y Tinelli, que lo sufrieron al ras del campo de juego y lo ganó la gente, que cada vez infla más el pecho por su San Lorenzo.

 

La Nación