24
Lun, Sep
41 New Articles

Manu Ginóbili, entre los 100 mejores de la historia de la NBA

básquet
Tipografias

Emanuel Ginóbili es gigante. Lo sabemos todos en Argentina y cada vez son más los que lo reconocen en los Estados Unidos, tierra en la que supo construir una leyenda. Esta vez, al máximo emblema del básquet argentino lo eligieron entre los mejores 100 jugadores de la historia de la NBA. El bahiense ocupa el puesto 72 de un ranking que lidera Michael Jordan. Nada mal.

La publicación Slam Magazine fue la encargada de realizar este ranking, que no se agarró especialmente de las estadísticas para decidir. La explicación está en el texto que le dedicaron a Manu a la hora de justificar su ubicación entre los mejores.

“Las estadísticas son buenas, pero no hacen justicia al significado de la carrera de Ginóbili. Protagonizó el equipo olímpico argentino ganador de la medalla de oro de 2004 que derrotó a los EE. UU. y fue una parte irremplazable del cuatro veces campeón Spurs liderado por Pop y Duncan. Manu es una leyenda del básquetbol, un jugador cuya importancia sobrepasa las estadísticas de su carrera”, dice la revista.

Con San Antonio, Ginóbili cosechó cuatro anillos de campeón (2002, 2005, 2007 y 2014) y llegó a jugar dos Juegos de las Estrellas (2005 y 2011). Además fue elegido una vez como el Mejor Sexto Hombre de la NBA (2008) y dos veces (2007/2008 y 2013/2014) formó parte del tercer mejor quinteto de la liga.

El legado del bahiense excede a la NBA. Porque su mayor logro lo obtuvo con la Selección Argentina, como bien dice Slam Magazine, al ser artífice del oro en Atenas 2004 y de una generación de jugadores que llevó a la bandera celeste y blanca a lo más alto del deporte mundial. También se colgó una medalla de bronce en Beijing 2008.

En la actual temporada de la NBA, con 40 años, Ginóbili promedia 9,4 puntos, 2,1 rebotes, 2,4 asistencias, 0,6 robos y 0,3 bloqueos por partido y es parte fundamental de San Antonio, que no cuenta con su figura Kawhi Leonard y que recién está recuperando al francés Tony Parker.

En su carrera, El Pibe de 40 tiene un registro de 13,4 puntos en 25,5 minutos por partido, a los que le suma 3,5 rebotes, 3,8 asistencias, 1,3 robos y 0,3 bloqueos.

Además de Manu, la era dorada de San Antonio también copó el ranking. Tim Duncan es noveno, mientras que David Robinson aparece 29°. Parker (67°) también entra en la lista al igual que un sorpresivo Leonard (76°), jugador de gran potencial, pero con poco tiempo liderando al equipo. Pau Gasol, compañero actual de Ginóbili y ganador de dos anillos, entra en el puesto 93.

Arriba de todos en el listado está Su Majestad: Michael Jordan. El emblema de los Chicago Bulls y rey del básquet en los 80 y 90 se ganó el primer lugar a fuerza de anillos. Tiene seis, todos con los Bulls. Pero además fue el icono de una época que cambió a la NBA. Fue cinco veces elegido MVP de la temporada.

Segundo aparece LeBron James, aún activo y en plena vigencia. La estrella de Cleveland Cavaliers ganó tres títulos, dos con Miami Heat y uno con su actual equipo, y desde hace más de una década lidera a una liga que día a día se pone más competitiva a nivel individual. En una NBA que apuesta al poderío físico y al tiro a distancia, el nacido en Akron sigue siendo de lo mejor. Ya tiene cuatro premios al Jugador Más Valioso y va por más.

El podio lo completa el que quizás sea el mejor base de la historia: Earvin Magic Johnson. En su carrera cosechó cinco campeonatos, todos con Los Angeles Lakers, y alcanzó el premio al Jugador Más Valioso de la temporada en tres ocasiones.

 

Clarín