17
Mar, Jul
33 New Articles

Argentina no será sede del Mundial 2023, pero recibieron un guiño para 2027

básquet
Tipografias

Si bien el sueño de Argentina y Uruguay estaba enfocado en conseguir la sede del Mundial de 2023, una inesperada decisión de la Federación Internacional de Básquetbol (FIBA) les regaló una sonrisa un poco más distante: confirmó a Filipinas, Indonesia y Japón como organizadores de ese certamen, pero también otorgó a la candidatura rioplatense la posibilidad de albergar el siguiente torneo ecuménico, en 2027.

Según explicó la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB) en un comunicado, la decisión de la FIBA de otorgar las sedes de los próximos dos Campeonatos del Mundo, que modificó por primera vez el sistema de elección, se debió a “la alta calidad y extrema paridad que presentaron ambas candidaturas”.

Se trata de una medida similar a la que adoptó el Comité Olímpico Internacional, que en septiembre de este año eligió simultáneamente a París y Los Ángeles para organizar los Juegos de 2024 y 2028 respectivamente.

Junto con la elección del trío asiático para llevar a cabo el certamen de 2023, la FIBA decidió cerrar el proceso de candidaturas para el torneo de 2027 con Argentina y Uruguay como únicos aspirantes. De todos modos, la designación deberá ser ratificada en junio, para lo cual los rioplatenses deberán “adaptar su candidatura y presentarla nuevamente”, explicó Horacio Muratore, presidente de FIBA.

"Fueron dos presentaciones de excelencia y la decisión que tomó la FIBA confirmó esta situación. Es inspiradora y brillante la decisión de permitir que Asia siga desarrollando el básquetbol y, a la vez, otorgarle a Sudamérica la posibilidad de organizar el Mundial de 2027”, sostuvo Federico Susbielles, presidente de la CABB, una vez conocida la noticia.

“Trabajaremos con ambos Gobiernos para adaptar los documentos para 2027 y venir a buscar la ratificación en junio. Tendremos 10 años para trabajar y mejorar nuestro proyecto y nuestra infraestructura”, añadió Susbielles desde la sede de la FIBA en Ginebra.

En cuanto a los motivos que terminaron de inclinar la balanza a favor de la postulación de Filipinas, Indonesia y Japón para 2023, el titular de la CABB evaluó que el factor económico fue determinante. “Es un mercado muy fuerte. Son tres países que reúnen más de 500 millones de personas, con un desarrollo económico notable y una fortaleza que le permitirá a FIBA seguir creciendo en ese lugar del continente y, a la vez, utilizar la plataforma comercial que va a generar el Mundial de China 2019”, explicó.

Con respecto a las sedes para albergar el certamen, en el proyecto para 2023 estaban contemplados el Polideportivo Islas Malvinas de Mar del Plata, el Orfeo Superdomo de Córdoba, el estadio de la Villa Deportiva del Parque General San Martín de Mendoza y el Parque Roca de Buenos Aires, mientras que el Superdomo de La Rioja figuraba como sede alternativa.

La posibilidad de disponer de una década de trabajo abrirá la puerta a otras ciudades que quieran sumarse al proyecto, según sostuvo Susbielles. Del otro lado del Río de la Plata, la única sede uruguaya sería el Antel Arena de Montevideo.

Si finalmente se confirma la sede para 2027, será la cuarta vez que un Mundial de básquetbol se desarrollará en esta región del planeta. Argentina organizó los torneos de 1950 y 1990, mientras que Uruguay albergó al certamen de 1967.

 

Clarín