15
Mar, Ene
40 New Articles

Se acabó el misterio. Después de varias horas de incertidumbre, presentaciones, defensas y contradefensas, la Unidad Disciplinaria de la Conmebol tomó la decisión de que la presente Copa Libertadores se defina en la cancha, desestimando así el pedido de Boca, que había exigido los puntos del partido que no pudo disputarse el sábado en el Monumental por los incidentes que se generaron en la entrada del micro Xeneize.

En medio de la revolución que generó la definición de la Copa Libertadores, donde las expectativas por conocer la sede donde disputará la revancha de la Superfinal entre Boca y River paralizó al país, la AFA confirmó la continuidad de Lionel Scaloni al frente de la Selección. Luego de la Asamblea Ordinaria que se desarrolló en el predio de Ezeiza, el presidente Claudio Chiqui Tapia presentó el proyecto a los miembros de la Comisión Directiva para que el reemplazante de Jorge Sampaoli firme un contrato por un año, con la posibilidad de extender el vínculo hasta el 2020.

La Confederación Sudamericana de Fútbol definió que la superfinal entre River y Boca no se jugará en la Argentina y estableció el sábado 8 o el domingo 9 de diciembre como posibles fechas de disputa del partido revancha de la final de la Copa Libertadores. En el comunicado, la Conmebol solo asegura que el partido no se jugará en la Argentina por cuestiones de seguridad. Queda por resolver la sede y si se jugará con público de River o a puertas cerradas.

El Gobierno nacional envió este miércoles al Congreso el proyecto de ley que apunta a endurecer las penas contra hinchas violentos. El propósito del oficialismo es que se trate en las sesiones extraordinarias que Mauricio Macri convocará para diciembre, con el objetivo de sancionarlo en trámite exprés y antes de fin de año.

El seleccionado argentino de futsal venció por 4 a 2 a su par de Uruguay, en un encuentro que se disputó en el estadio Luis Butta. El representativo nacional se presentó por primera vez en la capital entrerriana. Ante un buen marco de público inició el cotejo, el primer tiempo mostró mucha intensidad desde el comienzo, Argentina dominó las acciones durante los minutos iniciales y así llegó al gol de la mano de Matías Rima a los seis minutos, encontrando el espacio justo para vulnerar el arco del 1 uruguayo.

La expectativa tan grande derivó en lo que muchos temían. Todo se desbordó. Ni siquiera el promocionado operativo de seguridad para la Superfinal pudo evitar que se produjeran graves incidentes, dentro y fuera del estadio Monumental. Todo fue una papelón. Una muestra cabal de lo peor del fútbol argentino y sudamericano: violencia, aprietes, tironeos, disputas de poder, desprolijidades, peleas... La Superfinal de la Copa Libertadores entre River y Boca que debía jugarse este sábado a las 17 primero fue postergada en dos ocasiones. Y finalmente fue suspendida.

Más artículos...