23
Mar, Jul
32 New Articles

En su despedida de los Estados Unidos, Argentina igualó sin goles con Colombia

Fútbol
Tipografias

La nueva Selección está en marcha y valió la pena medirse y fajarse con un equipo como Colombia, que más allá de vivir también un cimbronazo por la salida de José Pekerman, mantiene la base y la idea que le dejó el entrenador argentino. En ese contexto, este 0-0 dejó más aspectos positivos que negativos.

En orden cronológico, los primeros 20 minutos resultan un inmenso soplo de aire renovado por presión, ambición, determinación y postura en cancha. Así, llegaron las cuatro tapadas de Ospina ante los remates del Pity Martínez -por dos- de Palacios y de Icardi. Con el 4-3-3, la recuperación alta y el despliegue general, Argentina debió sacar ventaja en ese comienzo muy bueno.

Desde ahí, Colombia emparejó el desarrollo del juego y la Selección ya le costó arrimar peligro hasta el arco rival, pero no perdió el orden, mantuvo la postura y cuando le generaron peligro, apareció Armani en modo River con tres tapadas precisas ante Falcao, Muriel y, especialmente, Bacca.

Además de las atajadas del arquero que terminó como capitán, se destacan la aparición de Exequiel Palacios (apenas 19 años), la firmeza de Pezzella, las apariciones del Pity Martínez, el orden de Battaglia, los toques de Lo Celso, las ganas de Gio Simeone, la fiereza de Tagliafico y el esfuerzo de todos para que lo colectivo sostenga cualquier déficit individual. 

En ese sentido, Scaloni ha sido importante, hasta para acallar cualquier rumor de lío interno como el que desactivó apenas terminado el partido junto a Dybala.

En el debe emerge Mauro Icardi, quien dispuso de una chance pero Ospina le detuvo el zurdazo cruzado. Centrodelantero que necesita -como la mayoría- de asistidores, se merece más oportunidades de todas maneras.

Como reinicio después de la Copa del Mundo no está para nada mal. Un lógico 3-0 a Guatemala y este 0-0 con Colombia no son para despreciar. Y mucho menos lo conceptual y todos esos nuevos apellidos que ayudan a alimentar la ilusión. Brasil, en la próxima fecha FIFA, será una prueba hermosa, como siempre.

 

Olé