24
Lun, Sep
39 New Articles

Patronato se durmió en la última jugada y perdió un partido insólito ante River

Fútbol
Tipografias

En un partido en el que fue mejor, Patronato no contuvo el tiro del final y acabó perdiendo por 1-0. El único gol del cotejo fue de Adrián Balboa en contra, a los 48 minutos del complemento. La victoria del Millonario se dio en el marco de la 19° fecha de la Superliga Argentina de Fútbol y dejó al Patrón con 24 puntos en la 16° colocación de la tabla de posiciones. Por su parte, el equipo de Marcelo Gallardo llegó a las 23 unidades y esta 18°. En la próxima jornada, los dirigidos por Juan Pumpido visitarán a Racing, el domingo 18 de marzo, desde las 11.

Fue una tromba anímica. Patronato salió a jugar el partido en Paraná como lo que era: una final. Es que más allá de tratarse del rival que se trataba -River Plate, en este caso-, el equipo Rojinegro es consciente que debe sumar y mucho para determinar su permanencia en la Superliga.

Es por eso que no sorprendió que la primera fuera del local, cuando tras un error defensivo del equipo visitante logró ingresar al área y un remate cruzado de Adrián Balboa se escapó pegado al palo.

El Patrón jugó con sus reglas, la presión constante, las buenas intervenciones de Martín Rivero, Matías Garrido y sus delanteros sirvieron para que el ataque fluyera y las chances llegaran.

La visita fue arrestos individuales. Juan Quinteros con sus disparos desde afuera del área buscó algo más, pero no hubo claridad para tomar la ventaja. Por eso el primer tiempo se fue empatado 0-0, sin que ninguno de los dos pudiera tomar distancia en el tanteador.

El segundo tiempo inició con falta de claridad por parte de ambos conjuntos. Eso se notó cuando los primeros 15 minutos de esta etapa pasaron volando. De allí en más, volvió a ser todo del Rojinegro, que fue en repetidas oportunidades al ataque y tuvo chances de gol por medio de Sebastián Ribas -participativo en el armado del juego y muy movedizo- con un cabezazo y Garrido con un disparo desde afuera del área, pero no convirtió.

Los cambios entraron bien, todo parecía ser redondo para el Negro, que salvo el gol, tenía todo a su favor. Damián Lemos dentro de la cancha mostró estar a la altura del partido y el equipo Rojinegro tendría su chance más clara.

Luego de un tiro de esquina, Adrián Balboa, de gran partido, recibió en el borde del área chica y fusiló a Franco Armani, quien atinó a poner los brazos en el lugar correcto y evitó la caída de su valla. Esa jugada sería vital.

Es que el partido continuó 0-0 y, ya con los ingresos de Gonzalo Martínez, Ignacio Fernández e Ignacio Scocco, River contó con la última. Un centro desde la derecha por parte de Rodrigo Mora en la salida de un tiro de esquina acabó en una serie de rebotes, que terminaron venciendo a Sebastián Bértoli.

Fue la última, porque Andrés Merlos, de flojo arbitraje, determinó el final del partido con su pitazo. Ganó el Millonario 1-0.

El Patrón se quedó sin nada en su casa y, superado por Huracán en los promedios, ahora deberá buscar algo en Avellaneda, donde jugará ante Racing, el próximo domingo desde las 11.

 

Análisis Digital